Foto NietoFrancisco Nieto (1921-2002) y Juan Nieto (1924), en 1939 desaparecen de Badalona y aparecen en un circo por Sudamérica trabajando de magos. Francisco es conocido por el sobrenombre de Zongo y Juan por Gargot. Cuando vuelven a Badalona, se dedican a crear y construir escenografías, aparatos, trucos de magia e inventos. En 1954 Juan Nieto proyecta un aparato para ver los cuentos en relieve, que se vendió por toda España y hasta en Cuba. En 1959 montan una fábrica de juguetes de plástico y proponen a la Editorial Bruguera realizar reproducciones de personajes famosos de los tebeos de la época: Capitán Trueno, El Jabato, El Corsario de Hierro y un largo etcétera. Este caso insólito los convierte en pioneros de la promoción alrededor de personajes famosos de ficción en España. En 1962 están presentes en la que fue modelo de feria monográfica, la primera edición de la Feria del Juguete de Valencia.

Ese mismo año, proponen en TVE a Arthur Kaps realizar reproducciones de las famosas marionetas de Herta Frankel, protagonistas de los programas infantiles de TVE. Surge entonces una aparente industria de reproducción de títeres, marionetas y muñecos de diversos modelos, escalas y materiales. Con efímeros materiales utilizados en la fabricación de muñecas, se construyen precarios personajes para cubrir los continuos programas televisivos. Patentes y marcas, registros de modelos industriales, explotaciones comerciales, concesiones y royaltys se suceden. En 1963, Juan Nieto se retira del negocio. Arthur Kaps y Francisco Nieto, sin éxito artístico ni alegrías económicas, postergaron durante años el ocaso de la Sociedad Estereoplast.